viernes, agosto 14, 2009

HALLAZGO MIERSIA CORNUTA PHIL.

En la primavera del año 2006, Oscar Fernandez (Depto. Horticultura Jardín Botánico Nacional, Viña del Mar), encuentra una Miersia muy rara con cachos en la base del fruto creciendo en las orillas de la Laguna Linneo del Jardín Botánico, tan rara que pensamos se trataba de un individuo mutante. Por supuesto los cachos en la base nos recordaba a Miersia cornuta, pero nada tan bizarro como eso podía ser las mas enigmática de las Miersias de Chile. Subimos la información al sitio web de plantas amenazadas de la V región como una rareza.

El 2009 la bióloga Inelia Loreto termina su doctorado, con una tesis sobre taxonomía de los géneros endémicos Chilenos de la familia austroamericana Gilliesiaceae, observa las fotos de esta Miersia con cachos en la base del fruto y sospecha que pudiera tratarse de la enigmática especie de Philippi. Sin embargo nosotros dudábamos que cornuta haya aparecido en el Jardín Botánico, cuando la única colecta de Philippi fue en la Cuesta de El Melón 70 km al nororiente del Jardín Botánico.

El 9 de agosto del 2009 fui a la cuesta de el Melón, a buscar Miersias con la secreta esperanza de encontrar cornuta, revisé la ladera norte de la cuesta sin éxito, llegué a la cumbre y me adentre por un camino que siempre usaban los profesores de Ingeniería Forestal de la U. de Chile para enseñar las plantas del bosque escleróficlo costero, caminé 200 metros encontrando M. chilensis típica cuando de pronto veo una Mersia rara de flores pequeñas a mi derecha, me acerco, y no daba crédito a lo que veían mis ojos, era la misma rarísima Miersia del Jardín Botánico, un grito de júbilo recorrió toda la ladera sur de la cuesta, mezclada con las detonaciones de la Mina de cobre El Soldado unos kilómetros mas al sureste.



Fig.1. Detalle flor Miersia cornuta Phil.
Estaba comprobado, no cabía duda esta Miersia con cachos en la base del fruto del Jardín Botánico y de la Cuesta El Melon, era la enigmática Miersia cornuta.

El dia 13 de agosto visité la cuesta con Inelia Loreto y encontramos otras dos localidades con numerosos individuos creciendo en un hábitat distinto de la primera localidad encontrad el 9 de agosto.

El 17 agosto M. Teresa Eyzaguirre (Fundación R. A. Philippi), me informa textual: "Miersia cornuta: La encontré hace 2 años ahí donde tú dices, en la quebrada de Pucalán en id ambiente que tú mencionas, y también en la cuesta El Melón. No lo he publicado. Tenemos muestras en nuestro herbario."

Pucalán es una quebrada que nace al sur poniente de la Cuesta El Melón desembocando al mar cerca de Puchuncaví, consecuentemente se cumple la sospecha que la especie crece a lo menos en todo el cordon que va desde la cuesta de El Melón hasta el cerro Mauco, con algunas poblaciones costeras hasta el jardín Botánico Nacional. Claramente esta especie es un endemismo de la cordillera El Melón.

Detalles de la descripción de la especie serán publicados por Inelia como parte de su tesis de doctorado.