lunes, octubre 16, 2006

ORQUIDEAS CHILENAS NO IDENTIFICADAS

Comunmente aparecen en las prospecciones orquídeas imposibles de clasificar con la clave actual de Reiche (1910) o la del Género Chloraea de Maevia Correa (1969). Si la presencia de plantas en el pasado era mas común por el bajo nivel de impacto en las áreas donde crecen las orquídeas, entonces la aparición de estos individuos debería explicarse como consecuencia de procesos de variación desencadenados por aislación geográfica o ecológica a causa de la destrucción de hábitats y secundariamente por existencia de individuos no detectados en las prospecciones antiguas y modernas, veamos algunos ejemplos.


Fig. 1. Orquídea indeterminada, encontrada en el Jardin Botánico Nacional, Viña del Mar, Chile, entre poblaciones de Chloraea bletioides, quizás podría ser un híbrido de bletioides y gavilu, pues hay poblaciones de gavilu a 1 km del punto, tiene características de bletioides por el tamaño, los engrosamientos y color de los sépalos y de C. gavilu por la forma y color del labelo y los apéndices.


Fig. 2. Planta creciendo junto a Chloraea bletioides.



Fig. 3. Orquídea encontrada por Victor Mourgues en la precordillera de Talca, VII Región, 34° L.S. Planta de sépalos lineares y pétalos dorsales traovados recorridos por máculas. De acuerdo a la clave de Reiche, y de M. Corea para Chloraea, no hay orquídeas de sépalos angostamente lineares en Chile, sin embargo esta planta desmiente esta aseveración, no se han encontrado poblaciones de esta especie.

Nota: tenía otras imágenes en este post que retiré por cuanto llegue al convencimiento que se trataban de Chloraea sceptrum y Chloraea heteroglossa.



___________



Chloraea collina Phil.








Esta notable orquídea apareció en una parcela de algarrobo donde crecen a los menos 7 especies, imposible de identificar en el catálogo actual, debí buscarla en los escritos antiguos y la planta que mas se asemeja, entre las de apéndices papilosos u hoces (euchloraea) citadas para la Región de Valparaíso, es Chloraea collina Phil. que esta catalogada en las revisiones de Kraenzlin (1904) y Reiche (1910), pero que fue considerada especie dudosa por M. Correa 1969.


Descripción : Sépalos dorsal lancelado agudo, los laterales con el ápice mas o menos de otro color (atroviridis), pero poco engrosado ni enrollado; de 1,7 cm. de largo. Pétalos poco mas anchos, de 1,5 cm. Labelo casi indiviso, las márjenes posteriores enteras, las interiores groseramente dentadas; el ápice obtuso; el disco recorrido por cinco líneas elevadas que pronto se deshacen en hoces y papilas engrosadas hácia su ápice, escaseando hácia el estremo anterior del labelo, pero existiendo aun en corto número, en la cara inferior; de 1 cm. Jinostemio 2/3 del largo del sépalo dorsal.—Perigonio blanco con verde; los sépalos laterales recorridos por nervios verdes; sus ápices y los apéndices del labelo de un verde negruzco. Tallo 0,2-0,3 m.

En celeste todo lo que coincide perfectamente con esta especie.

domingo, septiembre 17, 2006

NOTABLE FLORACIÓN DE QUILA EN QUEBRADAS DE VIÑA DEL MAR

Al parecer este año 2006 es definitivamente el del florecimiento de la Quila (Género de Bambú Chileno que se caracteriza por poseer tallos macizos) en Viña del Mar, al 15 de septiembre hasta un 5 % de la población de las quebradas El Quiteño y 7 Hermanas perteneciente al Santuario de la Naturaleza Palmar El Salto de Viña del Mar está en flor. Hace un par de años vimos una mata de Quila en flor al interior de Cartagena, el año pasado vi otra mata de Quila chica (Chusquea cuminghi) en flor en el Parque Nacional La Campana y deduje de ello que la Quila no florece "en masa" aca en el centro norte del país, como ocurre en el sur, cada 30 años, de paso generando toda la mitología que adorna este fenómeno vegetal; plagas de ratones, contagios masivos de Hanta virus, incendios forestales, ruina y mala suerte.
Pero nuestra enigmática quila grande también podría florecer en masa o a lo menos asi se está comportando si sigue esta tendencia.
Digo enigmática porque no está clara la taxonomía de la quila grande (denominación provisional) que crece en las quebradas mas sombrías de Valparaíso y Viña del Mar. Según el especialista en quilas del sur, profesor Juan Schlater esta debiera ser Chusquea quila la misma del sur, lo cual convertiría a estas poblaciones en el límite norte de la especie, sin embargo no lo asegura taxativamente y plantea la necesidad de hacer una revisión moderna del género. Algunas de las 7 especies existentes en el sur son bastantes parecidas, y las claves existentes no son muy amigables para distinguirlas, sin mencionar que no hay especialista en el género en el país, ni revisión moderna como indicamos mas arriba.
En la región de Valparaíso hay claramente dos taxones, a saber: la quila chica, Chusquea cuminghi que tiene entre 1 y 1,7 metros de altura, es de tallo y hojas muy delgadas y habita las laderas de exposición sur y cordones de cerros con influencia marina, esta especie no esta en flor, y, a quila grande, que puede tener hasta 4 metros de altura y troncos de 10 cm de diámetro en la base, con ramificaciones largas en algunos los verticilos de las ramas mayores y que habita exclusivamente los fondos de quebrada con cursos de agua permanente o efímeros pero en este último caso con abundante humedad edáfica por presencia de una napa freática muy alta. Se puede obesrvar esta especie también en las quebradas de exposición sur del camino La Pólvora, Agua Santa, Subida Santos Ossa, Laguna Verde, Quebrada Curauma (las mas grandes observadas). Esta especie es la que hoy está en flor.
El temido florecimiento de la quila es una oportunidad que no se puede perder para dilucidar la taxonomía de esta notable especie, pues las características florales son fundamentales a la hora de echar a correr las claves, yo ya tomé mi muestra de herbario.
En todo caso, si esta especie es Chusquea quila o quizás una variedad o subespecie, es un nuevo elemento que se suma a la valoración de la diversidad biólogica de la región costera de Valparaíso, notable por sus endemismos, plantas raras, escasas, límites norte, plantas de hábitat restringido y un largo etcétera, y especiamente será un nuevo elemento para valorizar el Santuario de la Naturaleza Palmar El Salto, hoy amenazado por un gigantesco proyecto inmobiliario que podria dañarlo ireversiblemente.















Fig. 1. Rama de Quila grande (¿Chusquea quila?) florecida en el Palmar El Quiteño. Santuario de la Naturaleza Palmar El Salto, Viña del Mar














Fig. 2. Población de Quila grande donde se observan algunas matas florecidas de color marrón--rojizo, las hojas cercanas a la inflorescencia y la propia inflorescencia adquieren ese color. Quebrada El Quiteño, Santuario de la Naturaleza Palmar El Salto. 15 septiembre 2006.












Fig. 3. Detalle inflorescencia. Quebrada 7 Hermanas. Santuario de la Naturaleza Palmar El Salto. 17 agosto 2006.

domingo, julio 16, 2006

Bipinnula apinnula Gosewijn, última orquídea descubierta en Chile

Bipinnula apinnula Gosewijn notable especie descubierta el 16 de Noviembre de 1989 por el botánico Neerlandés Gosewijn van Nieuwenhuizen en la precordillera de Talca. La planta tenía solamente botones, pero al abrirlos estaba tan convencido de haber descubierto algo novedoso que hizo otro viaje especial en diciembre para poder ver las flores, y otro viaje más en 1991 para colectar un ejemplar para el Herbario del Museo Nacional de Historia Natural SGO como tipo para su publicación. (Por principio Gosewijn no colectaba material)

En 2001 el especialista Polaco Szlacheto cambia la especie de género denominándola Chloraea apinnula (Gosewijn) Szlach. in Polish Bot. J. 46(1): 20 (2001): Bipinnula apinnula, sin embargo Slacheto ha sido fuertemente criticado.

Gosewijn considera a esta especie en la categoría Rara, pues se conocen muy pocas poblaciones, de 20 o 30 individuos cada una, restringidas a la precordillera de Talca VII Región.

Foto: Mónica Rubio. 2005

ALGUNOS ALCANCES AL CATALOGO DE ORQUIDEAS CHILENAS IV

Chloraea homopetala Phil.

Orquídea Chilena mal sinonimizada con Chloraea nudilabia.










Esta notable orquídea encontrada por Victor Mourgues en la Reserva Nacional Los Ruiles, VII Región, es muy a la iconografía de Chloraea homopetala y C. leucogiflora de Kraenzlin.


Kraenzlin cita tres orquídeas de la sección Homopetalae (orquídeas con sépalos y pétalos muy similares y sin apéndices notorios que las hacen similares a algunas Amarillidaceas) : Chloraea nudilabia Poepp. , C. leucojiflora Kraenzl. y C. homopetala Phil. en su revisión de 1904. Mas tarde Reiche en la nueva revisión de 1910 indica;


Observacion. – El estudio comparativo de muchas flores me hizo ver que la manera de engrosarse los nervios del labelo i la distribucion i direccion de los pequeños apéndices en su base es exactamente la misma, de suerte que coinciden C. nudilabia i C. homopetala, cuya área jeográfica, ademas, es la misma. Igual cosa vale respecto a C. leucojiflora; hai aquellos apéndices labelares cuya existencia se niega por el señor KRAENZLIN; i para establecer un colorido blanco del perigonio de esta última especie, su autor deberia haber visto muestras frescas, i no disecadas. Puedo asegurar con certeza, que una Chloraea que sea parecida a Leucojum vernum, en las cordilleras mui visitadas de Chillan no se ha visto por nadie.


Discusión: Reiche compara los apéndices y nervios del labelo de nudilabia y homopetala al momento de sinonimizar ambas species, sin embargo me parece que la diferencia de tamaño del perigonio de esta planta con C. nudilabia es demasiado grande para obviarla al momento de sinonimizar. Estoy de acuerdo con Reiche respecto de C. leucojiflora, nunca he visto nada que se parezca a Leucojum vernum en las orquis Chilenas.


Fotog.: Victor Mourgues.



_________________





Chloraea berteroana Kraenz. orquídea Chilena mal sinonimizada con Chloraea galeata que debe ser rehabilitada




Fig.1. Chloraea berteroana encontrada en la Reserva Nacional Lago Peñuelas, V Región, creciendo bajo plantaciones de Eucaliptus cercanas al área de pesca del Lago. Foto: Patricio Novoa, 2004.








Fig. 2. Chloraea berteroana. encontrada en las cercanías de Constitución VII Región. Foto: Victor Mourgues Sch.

Fig. 3. C. berteroana, Viña del Mar. Fotog.: Bill




Fig. 4. C. berteroana, Tunquén, comuna de Casablanca; María Victoria Legassa.




C. BERTEROANA Krzl. l. c. pj. 70 tab. VII C, (C. suaveolens Ph. ex parte).


Tallo robusto con las hojas muertas ya al florecer; las tallinas convertidas en vainas. Espiga floja, de pocas flores bastante grandes. Brácteas oblongas, acuminadas, del largo de los ovarios arqueados en la punta. Sépalo dorsal reflejo, anchamente oblongo, acuminado; de 2-2,5 cm.; los laterales reflejos, anchamente lineares con el ápice obtuso, marcadamente membranoso. Pétalos con la base unidos al jinostemio en la mitad esterior papilosos; de 1,8-2 cm. labelo indiviso u oscuramente trilobulado, unguiculado, en la base con una laminilla transversal; la lámina del labelo con crestillas numerosas hácia la base, con crestas y hoces hácia la márjen; el ápice no engrosado; de 1,5-1,8 cm. Jinostemio 2/3 del largo del sépalo dorsal. Los sépalos verdes; el ápice de los laterales es blanquecino; los pétalos i el labelo blancos, con papilas y crestas verdes. Tallo 0,6-0,8 m. Cordilleras bajas de Santiago a Curicó. Octubre, noviembre.


Según Kraenzlin 1904, crece en Santiago, Salto del Agua; Campana de Quillota; Rancagua; Valparaíso; Colchagua; Baños de Cauquenes, .


Reiche (1910) sinonimizó a C. suaveolens con esta especie, mas tarde Maevia Correa (1969) sinonimizó a ambas con Chloraea galeata, formando un solo grupo con todas las orquídeas de sépalos y petalos reflejos y labelo romboidal u oscuramente trilobado.


El hallazgo de esta orquídea en la Reserva Nacional Lago Peñuelas el año 2002, posee una importancia similar al hallazgo de Chloraea incisa, ambas supuestamente extinguidas de la V región. Su bizarra morfología y presencia en todas las localidades indicadas por Reiche y Kraenzlin, donde originalmente fue descrita hacen de este taxón una especie buena que debe ser urgentemente rehabilitada.




Nota; Anteriorente identifique a esta especie como Chloraea suaveolens pero con mayores antecedentes he llegado a la conclusió que este taxón es C. berteroana.

lunes, febrero 06, 2006

HALLAZGO DE BOSQUE Aextoxicon punctatum, Aextoxicaceae, FAMILIA ENDÉMICA MONOESPECÍFICA DE CHILE, EN EL CERRO CURAUMA, VALPARAÍSO


En prospección realizada el 20 de enero por un equipo del Jardín Botánico Nacional (Oscar Fernández, Jimmy Zepeda y el autor de este blog) al cerro Curauma, la mayor altura del sistema de acantilados Playa Ancha - Quintay, en la provincia de Valparaíso, se encontró un bosque de Olivillo de 6 ha. aproximadamente, la segunda superficie de bosque puro de la especie en la V Región, después del Cerro Sta. Inés en Pichidangui (límite de la IV y V regiones).

Fotog. Vista del dosel de copas, en la cima del Curauma
En este caso el Olivillo crece asociado a Chusquea quila (confirmar) como especie secundaria. El bosque se distribuye desde la cumbre hacia la ladera sureste, igual posición que el bosque de Santa Inés. Su estructura es de monte bajo (bosque secundario), los tocones de los árboles originales se observan cortados por el hombre y no hay evidencia de eliminación o daño por incendios forestales .
A partir de los tocones de 1 metro de diámetro se desarrollan renuevos de 20 a 50 cm de diámetro y 10 m de altura.

Aunque es denso, 1.500 a 2.000 arboles por ha, se puede caminar casi íntegramente, no hay sotobosque.

Es probable que este bosque tenga el mismo origen que los bosques relictos de Fray Jorge y Santa Inés, los tres crecen en la cumbre de cerros costeros y obtienen el agua necesaria para crecer en lomajes formando agrupacicones puras y continuas por el aporte de agua al suelo vía condensación de la humedad de las neblinas costeras en el dosel de copas y ramas, el cerro Curauma es notable por la presencia casi permanente de neblinas. La semejanza de este bosque con el de Santa Inés es significativa, posee la misma ubicación y exposición en el cerro que la que presenta el bosque de Santa Inés, consecuentemente todas las teorías que se han escrito para explicar la existencia del bosque de Fray Jorge y Santa Inés vale para este bosque de Curauma.

El cerro Curauma, es en realidad el lomaje del interfluvio de los esteros Curauma y Quintay que se disecta al mar en forma de acantilado, el lomaje sube hasta los 400 m antes de quebrarse al océano, dando el aspecto de cerro costero al mirarlo desde lejos. El cerro se puede observar claramente desde la península Curaumilla, playa Las Docas y desde la playa de Quintay. Lo abrupto de sus formas a impedido la construccion del camino costero que pretende unir Algarrobo y Valparaíso, lo cual a permitido preservar la pristinidad del lugar, que se ha visto impactada solo por incendios forestales. Afortunadamente el bosque de Olivillo no muestra signos de haber sido afectado por incendios, pero si evidencias de explotación maderera en el pasado.

La V región poseía solo dos formaciones importantes de OIivillo; Sta. Inés, y los bosques de Zapallar, identificados en el catastro del bosque nativo como única expresión de bosque tipo siempre verde de la V región, que alcanza a escasas 900 has, el 80% de los cuales corresponde al bosque de Zapallar formado por peumo (Cryptocaria alba, Lauraceae) y secundariamente olivillo en los fondos de quebrada, mas belloto del norte (Beilshmiedia miersii, Lauraceae). La particularidad de Santa Inés y Curauma es que el Olivillo crece puro ocupando lomajes en una región donde la precipitación media es apenas de 400 mm., esto gracias al aporte de las neblinas. El aporte de neblinas de zapallar no es suficinete para permitir el crecimiento de Olivillo en laderas, solo Peumo que puede prosperar en laderas con un poco menos de humedad. El resto del Olivillo regional crece como árboles aislados o pequeños grupos de 3 o 4 individuos en el fondo de casi todas las quebradas costeras con cursos de agua permanentes y poco intervenidas de la V región. Este hallazgo aumenta el valor del sitio prioritario de conservación de la biodiversidad Nº 13 Microcuenca estero Curauma, y es un nuevo antecedente a tener en cuenta para la protección íntegra del sistema de acantilados Playa Ancha - Quintay (Santuario de la Naturaleza o Sistema Nacional de Areas Silvestres Protegidas del Estado), únicos acantilados propiamente tales de la zona central de Chile y que poseen interesantes endemismos de hábitat y regionales. Apropiado lugar para proteger parte de los últimos refugios del bosque esclerófilo costero, una formación de flora notable, de endemismos muy profundos, relictos de flora arcaica que permitieron configurar esta zona como uno de los 25 hotspots de biodiversidad mas amenazados del mundo. (Myers, 2000).

domingo, enero 22, 2006

ALGUNOS ALCANCES AL CATALOGO DE ORQUIDEAS CHILENAS III

Chloraea hemichloris Kraenzl. orquídea sinonimizada con Chloraea lechleri que debe ser rehabilitada.


(icono del labelo de Kraenzlin coincide perfectamente con el labelo de esta especie).

Diagnosis según Kraenzlin, traducido del latín mediante words;

Espiga suficientemente densa pauci - pluriflora (8 a 16). Sépalo dorsal oblongo agudo, laterales anchamente lineares, escasamente engrosado, ápice negrecido, involuto obtuso, parte obscurecida mayor que en otras especies, pétalos oblongos agudos, verrugas muy pocas seriadas en lo mas profundo de la base de los pétalos. Labelo cortamente unguiculado, simple (no trilobado), todo el borde oblongo, apice retuso (deprimido), sub-bilobulado, reflejo, en este caso engrosado como los sépalos. 5 crestas pequeñas en la base profunda del labelo que pronto se deshacen en líneas papilosas, papilas escasas hacia el margen y el ápice. Ginostemio suficientemente delgado anchamente marginado a ambos lados (alado). Flores erectas amarillo-albas recorrido por lineas verdes.

Reiche (1910) repite la descripción de Kraenzlin e indica que crece en Curicó (donde fue obtenida esta fotografía) y la cordillera de Pemehue. También en Chubut Argentina.

Maevia Correa (1969) sinonimizó esta especie con Chloraea lechleri con la cual comparte solo el color del perigonio.

Por cierto esta es una especie buena que debe ser rehabilitada.

Fotografía: Victor Mourgues Sc.
___________________________________________________

Chloraea calopogon Phil. orquídea sinonimizada con Chloraea prodigiosa que debiera ser rehabilitada previo estudio de constancia de sus características.


Según la descripción de Reiche para C. calopogon es muy parecida a lo que hoy conocemos como prodigiosa pero agrega; "espiga, larga multiflora", "flores grandes vistosas" ¡justo lo que le falta a prodigiosa para ser calopogon!. Por otra parte Reiche incluye a calopogon en la sección Reticulatae lo cual es correcto, pero también la puso en la seción Euchloraea (labelo recorrido por papilas gruesas o atenuadas), subsección Homoglossae (papilas solo en la cara superior del labelo). Creo que Reiche hizo esto por que todas las reticuldas chilenas tienen apéndices claviformes (C. cylindrostachya, C. magellanica, etc), con excepción solo de C. colopogon y C. spectrum, que Reiche sinónimiza. Con todo falta algo muy importante para asegurar que C. colopogon es una especie buena y esto es su variación en terreno. Si en el campo tenemos todas las combinaciones entre prodigiosa y colopogon en términos de tamaño, Nº de flores por espiga, tamaño y lacinias del labelo, entonces prodigiosa y colopogon pueden serlo mismo y estaría bien lo que hizo M. Correa al sinonimizarlas, por lo tanto es necesario conocer en el campo mas poblaciones de ambas y si están claramente separadas C. calopogon debiera rehabilitarse.

Reiche pone a prodigiosa en Euchloraea subsección heteroglossae aunque dice en la clave que prodigiosa es reticulada, lo cual tambien es cierto ¿por que no la puso en Reticulatae?, seguramente consideró que la disposición de las papilas es un caracter mas importante para clasificar y no la reticulación del perigonio. El ícono del labelo de calopogon dibujado por Kraenzlin coincide con el labelo de esta especie.

Fotografía: M. Teresa Eyzaguirre Ph.

sábado, enero 14, 2006

ALGUNOS ALCANCES AL CATALOGO DE ORQUIDEAS CHILENAS II




Chloraea decipiens Poeppig, orquídea sinonimizada por Kraenzlin (1900) con C. multiflora y considerada problemática por Reiche y Correa, debe ser estudiada su validez como especie buena y su rehabilitación.

Busqué esta orquidea, fotografiada por la Sra. M. Teresa Eyzaguirre, en las descripciones de C. barbata y C. lamellata pues corresponde al tipo general cuya variación es muy grande y he llegado a la conclusión que no se trata de una ni la otra sino Chloraea decipiens, fundamentalmente porque ambas son de labelos enteros y esta es trilobada, oscuramente pero trilobada, además C. lamellata tiene los pétalos desnudos y esta con papilas en la base. Por otra parte barbata es triflora de labelo pequeño y decipiens es numerosa en flores y labelo alargado.
Busqué también en la sección trilobadas subsección lamellatae de Reiche como C. reicheana y C. hookeriana, pero reicheana es de pocas flores marcadamente trilobado y el lobulo central del labelo cuadrado, este es agudo....reicheana fue sinonimizada por M. Correa con C. longipetala.

No es C. hookeriana porque, a diferencia de C. decipiens, posee pocas flores columna muy alada, es una especie muy cercana a C. alpina, tiene la misma distribución y fue sinonimizada por M. Correa con C. alpina.

C. decipiens pertenece a la sección euchloraea (con papilas en el labelo), subsección homoglossae (papilas solo en la cara superior) y ciertamente es una especie problemática de acuerdo a lo escrito por Reiche es una orquídea del grupo lamellata que para M. Correa no es una especie buena y mas bien es un complejo similar a multiflora. Poeppig describe a C. decipiens de la siguiente forma (extractado de Reiche y traducido del latin con words) ; Labelo sub-trilobulado, groseramente aserrado en la parte anterior, cubierto de seis lineas "asperas". Sépalos lanceolados agudos, laterales de apice enteramente engrosado. Espiga elongada multiflora, flores sulfureas. Planta muy variable. Existe variedad beta de flores blancas mayormente pequeñas, variedad iota de sépalos laterales no engrosados y variedad delta de labelo mas bien angular, con crestas elevadas, doblado, ápice hirsuto, sépalos laterales engrosados, ápice denticula-do, flores blancas pálidas.

Tambien revisé C. crocata Phil. que tiene el ápice del labelo agudo, escasamente trilobado, pero C. crocata tiene nervadura verde marcada y este no es el caso.

Hay pocas orquídeas de labelo de ápice agudo y poco trilobado, (C. multiflora, C. crocata, C. collina y otras) por esta razón quizás Kraenzlin la sinonimiza con multiflora, sin embargo, si esta orquídea es en realidad C. decipiens, la sinonimia con C. multiflora no corresponde por cuanto no tiene hoces en el labelo sino laminillas que se deshacen en apendices falcados.

Fotografía: M. Teresa Eyzaguirre Ph.

_______________________________________

EL COMPLEJO GRUPO DE LAS ORQUÍDEAS DE PÉTALOS TRASOVADOS (CON FORMA DE HUEVO CON EL EXTREMO OBTUSO HACIA EL EXTERIOR)

Un grupo importante de orquídeas Chilenas de pétalos trasovados crecen en la zona central de Chile, esta condición notable no es considerada para la agrupación en secciones y subsecciones que hicieran Kraenzlin (1904) y Reiche (1910), por cierto pueden formar un grupo taxonómico que puede permitir descongestionar el abultado grupo de las euchloraeae. La sección de las alares son en su mayoría de pétalos trasovados, sin embargo las alares tienen características morfológicas mas útiles para la calsificación taxonómica. Veamos una de ellas;

Chloraea trachysepala Kränzl. (probable). Orquídea considerada especies dudosa por Maevia Correa (1969), que debe ser rehabilitada.


Esta orquídea, posee los dientes del labelo engrosados y además la descripción que hace Kraenzlin coincide notoriamente, salvo algunas características (que se indican con signo de interrogación) que se pueden explicar por la profusa variación de esta especie. Dice Kraenzlin (traducido del latín con words;
Planta de 60 cm de altura, espiga de 10 cm. inflorescencia laxa pauciflora (-8). Sépalo dorsal oblongo lanceolado acuminado formando una capucha?, laterales angostos ligulados, tercera parte anterior enrollada, margen y dorso papiloso, rugoso sin embargo no engrosado. Pétalos trasaovados (con forma de huevo), obtusos, ligeramente papilosos, la mitad siempre surcada de papilas. Labelo desusadamente trilobo, en la base ambos lobulos circulares, total y generalmente groseramente dentado, dientes de ápice engrosado, 5 líneas en el disco desde la base, mas allá de la mitad desnudo, papilas pequeñas colocadas en el margen, en la cara ínfera (no se notan en la fotografía, no sabemos si las tiene o no), desde la base hasta el ápice continuamente por la linea mediana. Ginostemio muy curvado - Flores albas? florecimiento notorio.
Reiche repite la descripción de Kraenzlin y la ubica en la sección euchloraea, subsección heteroglossae (papilas en ambas caras del labelo).
Por último Maevia Correa, la considera una especie dudosa y consecuentemente no la sinonimiza con ninguna otra (M. Correa hizo la última revisión válida del Género). Creo que esta orquídea es un taxón válido que debe ser rehabilitado.

Las orquídeas que se muestra a continuación debieran pertenecer al complejo trachysepala, se diferencia de la trachysepala tipo por los sépalos reflejos, aunque no todos los individuos vistos los poseen y mas bien puede ser una variación local. Fotos superiores: Victor Mourgues. Foto Izquerda; Victor Mourgues Sc. interior de Talca , derecha Patricio Novoa, Río Laja a 10 km de la entrada al Parque Nacional


_________________________________________________

Chloraea alaris Lindl. orquídea sinonimizada con Chloraea galeata que debe ser rehabilitada.


Hemos encontrado esta notable orquídea en Valparaíso (camino la pólvora y Rodelillo) y al interior de Talca. Inicialmente pensamos que se trataba de un híbrido de C. galeata con C. chrysantha, sin embargo es idéntica a la descripción que Kraenzlin hace de C. alaris Lindl., de la sección alares de tépalos recurvos. Reiche (1904) la ubica también en la subsección alares de la sección lamellatae, por último Maevia Correa (1969) la sinimiza con Chloraea galeata junto a numerosas orquideas de sépalos y pétalos recurvos y labelo anchamente romboidal.

Descripción según Kraenzlin; traducido del latín con Words ;
Planta 60 cm altura, espiga elongada, laxiflora y pluriflora. Sépalo dorsal lanceolado agudo concavo, a veces el ápice papiloso, los laterales anchamente lineares, ápice generalmente espatulado, obscuramente denticulado y engrosado, pétalos anchamente oblongos o subromboidales obtusos ya sea cortos o anchos, toda la superficie papilosa unidos en la base y dorso del ginostemio. Labelo cóncavo ligeramente mas largo que ancho, lámina de forma anchamente rómbea a obovada, apéndices a ambos lados de la base del labelo, a veces tres, margen anterior del labelo denticulado con papilas pequeñas esparcidas sin orden, pero especialmente en el centro. Ginostemio anchamente alado, la mitad del sépalo dorsal. Según Kraenzlin crece de Valparaíso a Concepción, en la V región la he encontrado en el camino la pólvora y Rodelillo. El individuo encontrado en Rodelillo (figura del medio) presentaba el ápice del sépalo dorsal levemente engrosado o papiloso, fue rescatado del lugar y depositado en el Jardín Botánico Nacional, al año siguiente brotó sin embargo no produjo el sépalo con el ápice engrosado (foto Nº 3 de arriba hacia abajo) probablemente debido a los cambios ambientales a causa de su traslado. La imagen inferior corresponde a individuo encontrado en Talca. Fotos 1, 2 y 3 Patrico Novoa, foto 4 (inferior) Victor Mourgues Sc.