domingo, agosto 14, 2011

INEXISTENCIA EN CHILE DE GAVILEA SUPRALABELLATA

Erróneamente se ha considerado la existencia de G. supralabellata en Chile. Por cierto esta orquídea de sépalos no engrosados fue descrita por M. Correa sobre material colectado en Argentina y hasta la fecha no hay colectas en Chile.

Algunos trabajos de Dominguez y en nuestra propia Guia de orquídeas de Chile se indica como G. supralabellata una variación (Variedad?) de G. lutea de menor tamaño y caudículas de un color verde mas intenso que no corresponde a la auténtica Gavilea supralabellata.

sábado, julio 02, 2011

MALEZAS, DISTINTO ORIGEN DE SU DISTRIBUCION EN EL MUNDO


Tengo la convicción que varias especies hoy consideradas malezas, en el sentido de su presencia como causa de la acción del hombre, son en realidad especies nativas distribuidas por una adaptación natural exitosa inherente a las propias malezas. Veamos el caso de las malezas de la isla Alejandro Selkirk (Chile), es difícil creer que una isla emergida hace 1,5 millones de años, no haya estado poblada de pastos como Anthoxantum odoratum, Aira caryophillea y especialmente Aira praecox, poco después de su emergencia. Los pastos tienen sistemas de dispersión de semillas, estrategias reproductivas, morfología general, diseñadas para esparcir sus propágulos por todos los lugares habitables del planeta. Los pastos son plantas que están en la frontera de la evolución vegetal y han sido muy exitosas en la colonización de todas las partes habitables del planeta. Por la misma razón, es difícil imaginar que una isla emergida en medio del océano y que fue colonizada por plantas arbustivas, incluso arbóreas o de hojas anchas, como efectivamente ocurrió, no hubieran sido colonzada también por pastos como una suerte de isla jurásica, hasta la llegada del descubridor europeo.


El caso de Aira praecox nos da señas muy interesantes, esta especie crece naturalmente en Chile continental en la región de Magallanes, y es razonable pensar que llegó a la isla de la misma forma como llegaron numerosas especies de esa región que hoy crecen como especies nativas en la isla, (Myrteola nummularia, Oreopulus, Lagenophora, Hystiopteris, etc.) y no con posterioridad a su descubrimiento.


Por otra parte hay que tener en cuenta que los ancestros de las Asteráceas arbóreas de las isla fueron especies que pertenecían a géneros que hoy son mayoritariamente malezas; Sonchus para Dendroseris y Senecio para Robinsonia.


De cierto lo mas probable es que una vez emergida la isla, las primeras especies que la colonizaron fueron pastos universales, y fueron pioneros de la misma forma como se explica la evolucion de los xeroseres en los continentes y entre ellos llegaron a la isla numerosos pastos que hoy se consideran malezas introducidas por el hombre (antropocentrismo eco-sucesional). La forma como evoluciona un xerosere en islas es igual que en el continente, con énfasis distintos en la velocidad y en la presencia o no de herbivoría, pero fundamentalmente iguales en el sentido que los pastos y las demás especies pratenses son necesarias para formación de los horizontes de suelo que requieren las especies subarbustivas y arbustivas para su establecimiento y continuar con los estadíos sucesivos del xerosere hasta llegar a la condición climax de bosque.

miércoles, junio 22, 2011

CHLORAEA DECIPIENS POEPP (ORCHIDACEAE)


Chloraea decipiens Poepp. (Orchidaceae), fue un quebradero de cabeza para los botánicos antiguos y aún lo es para los modernos que se adentran en los vericuetos de la taxonomía de orquídeas.


Esta especie fue descrita por Poeppig en base a los dibujos de Fueillée y ahí esta el origen de todo el enredo. Nadie sabe a ciencia cierta que especies de orquídeas observó Feuilee en su paso Valparaíso y Concepción, en 1709. Lamark, Lindley, Poeppig han usado sus dibujos para crear especies incluso en distintos géneros generando una confusión enorme.


Poeppig describe C. decipiens (Poeppig et Endl. Vol I 1827-1833 pág 32) y dibuja un ícono a partir (se supone) del ícono de Feuilée (Tafel (dibujo) 55, de la misma publicación) y resulta en una orquídea rarísima, amarilla, sin engrosamientos en los ápices de los sépalos y sin apéndices en el labelo, nada hay parecido a eso en Chile, y como si fuera poco indica en su descripción que su C. decipiens posee además cinco variedades; dos de flores amarillas (var. α y ε) y tres de flores blancas (var. ε, γ, y δ) con lo cual la especie se transforma en un complejo inseparable si consideramos que dichas variedades son eventuales hibridaciones o retrohibridaciones.


Lindley describe C. multiflora en 1840 y pasa C. decipiens con sus variedades, a excepción de algunas, a la sinonimia de esa, con lo cual "ensucia" la descripción de multiflora creando de paso este complejo en que esta metida C. multiflora hasta el dia de hoy.


Reiche (1910) considera esta especie dudosa pero toma los conceptos de Lindley y reemplaza las variedades de decipiens de Poeppig por unas nuevas (en realidad busca especies a que correspondan estas variedades), enredando aún mas el asunto, hasta límites que el propio Reiche reconoce.


Creo que multiflora debe ser limpiada de la mochila de piedras "decipiens" que trae desde los tiempos de Lindley, y buscar las variedades de C. decipiens en la sinonimia o proponer nuevos taxas.

¿CUANTAS ESPECIES DE ARISTOLOCHIA TIENE CHILE?

Chile posee dos especies de Aristolochias de acuerdo a la Flora del Conosur; Aristolochia chilensis Bridges ex Lindl. descrita en 1834 sobre la base de colectas hechas por Bridges en Valparaíso y Quillota, ver imagen:
y Aristolochia bridgesii (Klotzsch) Duch, colectada en Colchagua por Bridges y Cuming en 1843, y descrita por Duchartre en 1864 como una planta de tamaño medio pero con el labio "larguisimo" (sic) de 4 a 4,5 cm de longitud, no hay información de color en su descripción, por lo tanto el color amarillo o amarillo verdoso que le otorga la literatura actual a esta especie incuida la Flora de Chile es un supuesto antojadizo.
En las regiones de Coquimbo y Atacama crecen a lo menos dos especies distintas de A. chilensis y de lo poco que sabemos de A. bridgesii, una de flores amarillo verdoso, que crece en la costa sur de Atacama y en el interior dellímite entre las regiones de Atacama y Coquimbo que se muestra a continuación:
y otra del sur de la región de Atacama, en que la flor tubular es de color marrón en el interior y exterior, y que toda la literatura trata erróneamentecomo A. chilensis, ver imagen:

       Por supuesto que esta Aristolochia de color marrón íntegra es distinta de la auténtica A. chilensis, cuyo interior es amarillo, también hay diferencias en las hojas.
      Adicionalmente hay una cuarta Aristolochia descubierta al interior de Maule por botánicos del Jardín Botánico de Talca, cuya imagen no ha sido divulgada, pero que se sabe es de color rojizo y Aristolochia pearcei Phil. de color verde, que fue colectada por el sabio en Chillan y descrita en 1861, (nunca fue vista nuevamente) y que fue sinonimizada con Aristolochia bridgesii, en la Flora de Chile, se desconoce que elementos se tuvieron encuenta para hacer esta sinonimia y que es la causante de que hoy se tenga a A. bridgesii por una planta amarilla-verdosa.
En definitiva la original A. bridgesii fue colectada en Colchagua, 880 km mas al sur de Atacama, en un ambiente semi-húmedo con 700 mm de pp anual absolutamente distinto al desierto de atacama donde vive la especie amarillo-verdosa.
Es muy probable que la especie encontrada por los Botánicos del Jardin Botanico de Talca sea la auténtica Aristolochia bridgesii, solo falta que el Jardin Botánico de Talca informe sobre el largo del labio de su especie encontrada. De acuerdo a este análisis entonces habría a lo menos dos especies de Aristolochia no descritas en Chile (la amarillo-verdosa y la marrón íntegra ambas de Atacama).
Para echarle un último pelo a la sopa, tenemos evidencias de que la Aristolochia de Valparaíso (tipo de A. chilensis) posee flores de fondo amarillo como la de la foto de arriba y otras flores de fondo levemente manchado de color atropurpureo, pero al parecer ocurren en flores de un mismo individuo con lo cual sería una variación de la misma especie.

martes, mayo 31, 2011

COSAS CAZADAS



El conocimiento de la naturaleza parece funcionar en capas y el oficio de los sentidos permite acceder a esa capa. Si tengo oficio en las orquídeas accedo al mundo de las orquídeas y me encuentro con sus ciudades, sus conversaciones. Si tengo oficio en las aves accedo al mundo-capa de las aves y me encuentro con sus familias, su idioma.


Cuando estoy en la capa-mundo de las orquídeas, no puedo ver nada más, no accedo a las capas de las lagartijas, mamíferos o restos arqueológicos y no “veo” nada de eso.


Pienso que si uno puediera tener oficio en varias capas o en todas ellas y eso quizás sea la experiencia de la conciencia total.

lunes, mayo 09, 2011

PATAGONIA SIN REPRESAS



Toda oposición al proyecto Hydroaysen es detenida cuando la empresa defiende el tema de fondo que es mantener el crecimiento. Los opositores responden con argumentos de perogrullo como buscar energias alternativas y por su puesto la empresa contra argumenta con toneladas de números que demuestran que las energias alternativas no dan para mantenerlo y nadie discute ese dios intocable que es el crecimiento, los empresarios pelean por mantenerlo y los ecologistas buscan formas alternativas de lograrlo.


Por cierto este es el tema de fondo, los países emergentes deben destruir sus escasos lugares salvajes, poblaciones de especies amenazadas, contaminación de paisajes únicos, por mantener un crecimiento que permitirá sacar a los pobres de su condición, pero esta es una escusa falsa pues en un país como Chile con una de las tasas de inequidad mas altas del mundo un crecimiento alto digamos 6% solo hará inmensamente mas ricos a los ricos y sacará de la pobreza a muy pocos pobres. La mantención del crecimiento no es para disminuir la pobreza es para aumentar la riqueza de las empresas y grupos económicos.


De manera que lo que los ecologistas deben responder a la falacia de la mantención del crecimiento es NO QUEREMOS ESE CRECIMIENTO, queremos un país con una Patagonia intocada y con un crecimiento menor pero mas equitativo donde la torta este mejor repartida, viviremos mucho mejor que ahora y en un país bien cuidado.


Este es un problema mundial, la tierra no soportará este nivel de crecimiento sin que colapse tarde o temprano, incluso si hubiera redistribución de la riqueza, un crecimiento del 6% constante es inviable en el largo plazo. Lo que debemos pedir es la limitación del crecimiento, crecimiento cero con la mejor de las redistribuciones de la riqueza. El ser humano salió de las cavernas, creo cultura, conquistó el planeta con una tasa de crecimiento natural durante 15 mil años y sucede que ahora nada es viable sin tasas de crecimiento del 6% o mas. Esto es la espada de Damocles del capitalismo, pues tarde o temprano las fuentes naturales de energía se agotarán especialmente las de petróleo y carbón, las alternativas no lograrán sostener esas tasas y el mundo se verá obligado a depender de la energía nuclear que es como criar una cobra dentro de una caja de cartón, tarde o temprano morderá a los habitantes de la casa. Japón esta viviendo esta encrucija en estos días, ellos saben que no pueden prescindir de la energía atómica para mantener su crecimiento pero ya han sentido el dolor de la mordida mortal que dura mucho, mucho tiempo y mata lentamente.


No a las represas por que no queremos crecer al 6% que llenaran de dinero a los ricos, si a un chile limpio que crezca a una tasa natural con una redistribución potente, ¿un sueño? Posiblemente pero en este tema hay que ser realistas y pedir lo imposible.

martes, marzo 29, 2011

Rosa mosqueta, ¿nativa o advena?



Claude Gay (1854) indica que el género es adveno, pero a reglón seguido indica que Meyen describió a Rosa glabra (Reise Erde 1: 303. 1834 [25-31 May 1834]) como nativa de Chile, nombre que después Steud. mudó a R. meyeniana también originaria de Chile (Nomencl. Bot. [Steudel], ed. 2. ii. 470.):




Plant Name Details



Rosaceae Rosa meyeniana Steud.



Nomencl. Bot. [Steudel], ed. 2. ii. 470.



ii. 470. 0



Original Data:



Notes: Chili




Pero mas adelante Claude Gay dice que R. meyeniana (y su sinónimo R. glabra) es en realidad R. moschata especie advena originaria de la parte septentrional de Africa y que en Chile es común en los jardines.



La Flora del Conosur, documento oficial del catalogo de flora de las floras de los países del Conosur, considera a Rosa moschata un taxón dudoso (para toda la zona que abarca este estudio) e indica para Chile solo dos taxas advenos, Rosa canina de la RM a la VIII y Rosa rubiginosa de la IX.

Entonces si Rosa moschata es una especie dudosa ¿que especies son las descritas por Meyen y Steud?.